Concierto de Tindersticks en Vigo

Fecha 23-02-2020
Hora 21:00
Lugar
0 Flares Facebook 0 Twitter 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 0 Flares ×

Concierto de Tindersticks en Vigo.

El sonido del grupo parte del pop independiente al que incorporan arreglos orquestales, de jazz y de soul. Su sello distintivo lo marcan la profunda voz de barítono de Stuart A. Staples, que le emparenta con los crooners clásicos, y las sofisticadas orquestaciones de Dickon Hinchliffe, que utiliza una amplia variedad de instrumentos que contribuyen al ecléctico sonido del grupo. Entre ellos están el piano Rhodes, carillón, vibráfono, violín, trompeta, fagot o el órgano Hammond.

También destaca en su música la influencia de cantantes como Serge Gainsbourg, Lee Hazlewood y especialmente Scott Walker. Todas estas referencias dotan a su sonido de un toque pulcro y elegante del que no está excluida la experimentación.

El grupo nació en 1991 en Nottingham, después de la disolución de la banda Asphalt Ribbons, de la que formaban parte Staples, Boulter y Hinchcliffe. Al año siguiente comenzaron a grabar algunas maquetas y firmaron su primer contrato discográfico con la compañía Tippy Toe Records, donde editaron su primer single titulado Patchwork.

Sus dos primeros y emblemáticos álbumes editados bajo los títulos de “Tindersticks I” (1993) y “Tindersticks II” (1995) eran ya una muestra de su característico sonido y ambos recibieron una espléndida acogida por parte de la crítica especializada.En esos discos podemos degustarnos con temas como las inolvidables Tiny Tears, No More Affairs, Here o su espléndida Travelling Light. Durante esta época sus directos a menudo estaban apoyados por una sección de cuerda y en ocasiones por una orquesta completa, como se puede comprobar en el disco grabado en vivo “The Bloomsbury Theatre 12.3.95”.

Con su tercer disco, “Curtains” (1997), no cumplieron las expectativas puestas en ellos tras sus dos primeros álbumes según la prensa especializada; Aún así en el se pueden encontrar grandes temas como Burried Bones, Bad Time, siendo muy significativa su canción Ballad of Tindesticks, que exponía las presiones a las que están sometidos durante las giras.

Su cuarto álbum, llamado acertadamente “Simple Pleasure” (1999) fue una colección de canciones rápidas y directas inspiradas en la música soul. Los coros femeninos en muchas de las canciones del disco y la respetuosa versión del tema If You’re Looking For A Way Out, del grupo de música disco Oddissey, mostraban la intención de la banda de moverse hacia terrenos más ligeros. A pesar de esta apariencia de sencillez, la información que del libreto del disco acerca del número de tomas que se necesitaron para grabar cada tema, evidenciaban que el grupo seguía siendo escrupulosamente cuidadoso en la grabación de sus canciones.

El siguiente disco Can Our Love… (2001) siguió el camino hacia el soul iniciado por su predecesor, especialmente notorio en la balada Sweet Release y en la referencia al grupo de soul Chi-Lites en el título de Chilitetime.

Para su sexto álbum, titulado Waiting For The Moon (2003) se decantaron por un sonido más desnudo e introspectivo, especialmente en Sometimes it Hurts y en 4:48 Psychosis, canción basada en la obra teatral del mismo título de la autora británica Sarah Kane. El tema Just a Dog fue el único que aligeró el tono serio y melancólico del álbum.

En 2005 Stuart A. Staples emprendió su carrera en solitario, que dio pie a rumores acerca de la disolución del grupo. Staples ha editado hasta la fecha dos álbumes, Lucky Dog Recordings 03-04 (2005), con canciones que el cantante había grabado durante los dos años anteriores, y Leaving Songs (2006). El título de este último disco, las declaraciones de Staples y las notas de su libreto indican que actualmente Tindersticks pueden estar cerca de su separación:

Estas canciones tratan sobre abandonar las cosas que he querido y dar el primer paso en una vida nueva y desconocida, tanto musical como personalmente. Siempre he sido consciente de que estas canciones eran el final de algo, una forma de cerrar un círculo que yo mismo comencé hace mucho tiempo con mi forma de escribir y que sabía que tenía que tenía que dejar atrás.

En 2006 el grupo ofreció un único concierto en el Barbican Centre de Londres, como parte de los conciertos denominados Don’t Look Back, en el que un grupo interpreta completo su disco más significativo. En el caso de Tindersticks tocaron su segundo álbum con una sección de cuerda integrada por nueve músicos, y otra de viento que incluía a Terry Edwards a la trompeta, antiguo colaborador del grupo. En julio de 2007, Island Records editó una recopilación doble donde se recogían todas las sesiones grabadas por el grupo para la BBC.

En 2007, tres de los miembros de la banda original, Staples, Boulter y Fraser, pasaron algún tiempo escribiendo y grabando en un estudio reequipado en Lemosín, Francia. Se les unió Thomas Belhom a la batería y Dan McKinna al bajo, con Ian Caple como ingeniero de sonido. Se le añadieron las cuerdas y el nuevo álbum, “The Hungry Saw”, estaba terminado. Se lanzó en el sello Beggar’s Banquet en abril de 2008.

En el 2012 editan “The Something Rain”, un disco más que correcto. Contiene todo lo que un seguidor de Tindersticks espera: el disco se abre con “Chocolate”, un largo recitado musicado de aire cinematográfico que es uno de los palos que frecuentan los ingleses; “Show me everything” desprende ese aroma nocturno de muchas de las composiciones de Tindersticks, “The medicine” nos muestra a Staples a medio camino entre el spoken word y lo que todos entendemos por cantar entre cuerdas somnolientas y melancólicas ; en “Frozen”, uno de los temas más sobresalientes del álbum, el saxo se retuerce entre guitarras afiladas y percusión rítmica

Publicidad

0 Flares Facebook 0 Twitter 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 0 Flares ×