GIF oferta entradas 728x90

Entrevista a Miguel Lago

¿Qué te trae a Galicia en esta ocasión?

En esta ocasión, lo que me lleva a Galicia es una gira. Vamos a poder vernos con el público gallego este viernes 5 en Vilagarcía, el día 6 en Sarria, el 7 en A Estrada, el 13 celebrando mi décimo aniversario en el teatro Caixanova de Vigo, y el 14, junto a otra serie de compañeros en el Palacio de la Ópera de A Couña, en una rotación benéficica a beneficio de Internón y de ayuda para Haití. Así que vamos a tener 10 días completitos.

¿Traes algo pendiente por hacer en Galicia?

Tengo que seguir yendo por una cuestión casi de obligación moral, porque es donde empecé, donde más feliz soy. El año pasado ya llené el García Barbón de mi ciudad y espero llenarlo el 13 de marzo, que además lo voy a grabar en DVD para comercializarlo y creo que es un décimo aniversario por todo lo alto. Pero todavía tengo el objetivo de hacer un día una gala en Castrelos en verano y llenar el auditorio del parque de Castrelos

¿Cómo se comporta el público gallego?

A mí, por lo menos es el que mejor me recibe. Supongo que porque soy de la tierra y juego en casa. Es un público muy fino, muy preparado, y que sabe entender el segundo sentido de una broma y eso es muy de agradecer. A mí siempre me han recibido muy bien.

¿Cuándo y cómo decides dedicarte a esto?

El primer monólogo fue con 18 años en el Club de la Comedia. Hice la seminifinal. D e 2000 personas seleccionaron a 20 y yo fui de esas 20. Con 18 años .Y después estuve dos o tres haciendo teatro en la Universidad en Vigo y luego ya decidí empezar por bares a hacer monólogos. Luego, en 2005, llegué a Paramount Comedy y hasta hoy. Son 7 monólogos en Paramount, un especial pata negra que me dedicaron, y desde entonces, 200, 300 actuaciones al año. Encantado.

¿Qué es lo mejor y lo peor de la profesión?

Para mí lo mejor, aunque suene cursi, es la risa en sí, la reacción del público. Es ver que algo en lo que te has esforzado por escribirlo se ríen y lo disfrutan. Lo peor, los viajes y estar fuera de casa, porque todas las semanas hay que hacer la maleta para ir por diferentes lugares de España y se echa de menos a la familia

¿Un pensamiento antes de dormir otro al levantarte?

Desde hace cierto tiempo.. antes… tenía como último pensamiento al irme a dormir era tener la sensación de haber hecho un buen trabajo y por la mañana despertarme con ganas de seguir actuando. Desde hace un tiempo, mi último pensamiento antes de irme a dormir es mi hija y al levantarme es mi hija y no hay más que eso. Gracias a Dios

¿Eres de café sólo, con leche o cortado?

Yo soy de café sólo expreso, no me gusta de calcetín ni de puchero. Suelo pedir café espreso doble con poco azúcar. A ser posible, variedad arábica, que es la que más me gusta.

¿Cuál es el último libro que leíste?

Ha sido el mío, la verdad es que lo acabo de publicar. Espera que te lo enseño… que es éste ‘Manual del cómico novato’, ya a la venta en el Corte Inglés, Casa del Libro, éste es último que he leído porque es mío. Si decimos que libro he leído que no sea mío… Mira, el último que he leído es ‘La conjura de los necios’. Todo un clásico, que es el que me acabo de leer con Ignatius J. Reilly, que es el protagonista, que es divertidísimo y lo acabé de leer hace nada…, un mes o así, en formato electrónico.

¿El último disco?

El último disco al que he tenido acceso ha sido por itunes, el nuevo sencillo de Miguel Bosé.

¿Y última película?

Fui al cine a ver Shutter Island, de Martin Scorsese con Leonardo DiCaprio, y me gustó la verdad, salí contento. No, miento, miento, Shutter Island la fui a ver hace cuatro días. Después estaba en Rentaría actuando y fui a ver The Road, con Vigo Mortensen.

¿Qué persona marcó tu vida?

Si tengo que quedarme con una persona que haya conocido y marcado mi vida es Laura, mi mujer, que ha sido el eje fundamental sobre el que he construido mi existencia, absolutamente.

¿Y un personaje?

Para quedarme en cambio con un personaje. En la influencia en la comedia me quedo con Jerry Seinfeld y sinó con artistas; sobre todo, me llaman la atención los artistas que son capaces de hacer una carrera larga, como Miguel Bosé, que decía antes, Rafael, gente que llena el escenario y hace una carrera de 40 años, me parece fascinante.

¿Por qué elegiste Miguel Lago como nombre artístico?

Nunca me he parado a pensar por qué Miguel Lago; supongo que porque mi nombre es Miguel y mi primer apellido Lago y sonaba bien. En algún momento pensé en ponerme mi segundo apellido, Miguel Valtierra, pero Lago era más gallego, más de aquí. De hecho, no me he encontrado Lagos por ahí adelante. Me gustó Miguel Lago.

¿Cómo te definirías?

Como una persona normal. Soy un poco tímido en mis relaciones diarias, muy maniático, exigente, creo que soy simpático y bastante seguro de mismo. Creo que eso me define. Por ejemplo, canto muy mal, soy limpio.

¿En tu profesión, de quien guardas el mejor y el peor recuerdo?

De toda la gente que he conocido en mi profesión, el mejor recuerdo me lo guardo de Miguel Bosé, yo lo he admirado mucho y cuando tuve la suerte de conocerlo fue muy, muy, muy agradable, cuando no tenía por qué serlo. Y que conocía mi trabajo, porque le había mandado previamente un DVD y me pareció cuando menos muy elegante. No necesitaba ser agradable y sin embargo lo fue. El peor me lo guardo para mi.

¿Qué estabas haciendo ayer a las doce de la noche?

Creo que estaba casi llegando a mi casa un poco jodido porque mi programa no ganó el TP, la verdad. Tenía ilusión de ganarlo, era la primera vez que iba a una gala. De hecho, hoy estoy mirando en Internet y aparezco en todas partes con mi mujer en el Fotocool y fue una cosa… Yo iba con mucha ilusión, no lo hemos ganado pero me llevo cosas excelentes, me llevo… estaba toda la televisión. Pues haber conocido a gente como Paz Padilla, que me hizo muchísima gracia, que Matías Prats viniera a alabar mi trabajo con sus dos TPs en la mano, a decirme que le había encantado ‘Curso…’ y que cómo lo había hecho, que el había estudiado donde se rodó y que le había encantado. Matías Prats, que yo le dije que me iba a abrir una cuenta naranja, me pareció impresionante y luego ver a gente, compañeros gallegos como Rober Bodegas, que estaba allí, o María Castro. Estar charlando con amigos como Pipi Estrada o como tantos otros que había por allí y que te encuentras y luego ver cosas curiosas como ver a Ana Rosa con su troup que es como un circo ambulante. Ver gente tan espectacular como Ana Duato, Imanol arias, Lola Herrera, eso es muy bonito, compartir mesa con Raquel Sánchez Silva. Es gente que la ves por la tele y te la vas cruzando. A la hora de la verdad me gusta encontrarme como me encontré con Rober, con Dani Mateo, con los míos, con los cómicos, que estamos encantados de conocernos.

¿La última web que visitaste?

La última que he estado visitando esta mañana ha sido la de TP por la gala de los TPs, Fórmula tv. Ver Tele. De todas formas, todas las mañanas vero farodevigo.es, el Marca, quiero ver todo lo que pasa en mi ciudad aunque viva en Madrid, el Marca, el As, Fórmula tv, Ver tele, El País y El Mundo. Es decir, son las páginas web que veo por la mañana. A partir de ahora veré también ocioenlugo, por saber que pasa en Lugo, pero .. éstas son las primeras que veo, amén de otras que no se por qué pero entras en la página de la Biblioteca Nacional y te reconduce a otras, de otros contenidos…, debe haber un problema en el ordenador o algo.

¿Cuál es tu mejor obra hasta la fecha?

Yo creo que mi mejor obra hasta la fecha en general es siempre la última. Yo cuando escribo un monólogo nuevo, date cuenta que 7 en Paramount son 7 de media hora cada uno, y cuando escribo uno me da la sensación de que no voy a poder hacer otro más. Por ejemplo, cuando hice el quinto, que era Los niños están gordos, parecía que ya era lo más divertido que podía haber escrito nunca y llegó La Navidad, y parecía… y ahora me quedo con el último, Soy un hijoputa, que está pegando superfuerte y donde ya he encontrado el punto de comedia que me gusta hacer. Que es hasta estético incluso.

¿Tus proyectos más próximos?

Los proyectos más próximos son irme un mes a Barcelona a hacer teatro y probablemente hacer Curso del 63 otra vez, quizás, y otras cositas que no las cuento por si se gafan… ya se sabe.

¿Una confesión confesable?

Inconfesable mejor, una confesión inconfesable pues que soy adicto a los dulces y la bollería y me cuesta mucho no comer pasteles y tarta porque me pongo como un ceporro. Soy un gordo incontrolado y sufro mucho con eso. Me gusta mucho comer. Y si pones una tarta de queso me voy a lanzar sin remisión sobre ella. Ése es mi mayor vicio pernicioso confesable. Tengo mi lado oscuro, como todo el mundo.